martes, 11 diciembre 2018

El Ocio

E-mail

 

El ocio, o tiempo libre de una persona, es el periodo en el que se deja de desempeñar el trabajo habitual. Este tiempo suele emplearse para diversión, o actividades y ocupaciones placenteras y reposadas, tomándose como descanso de otras tareas. Entendemos por tiempo libre el tiempo disponible, es decir, el que no utilizamos para trabajar, comer o dormir. El tiempo, libre tiene una capacidad virtual, es tiempo a nuestra disposición que podemos utilizar adecuadamente o malgastar.


VacacionCuando utilizamos el tiempo libre de forma creativa, desarrollando capacidades, favoreciendo el equilibrio personal y enriqueciendo nuestra experiencia, estamos llenando de contenido nuestra vida y dando al ocio una dimensión de enriquecimiento personal.


Por tanto, el ocio vendría a ser algo así como el tiempo libre que utilizamos para hacer lo que nos gusta y para el crecimiento personal. El concepto de ocio es equívoco. El término ocioso alude a alguien pasivo e, incluso etimológicamente, negocio es la negación del ocio o lo que es lo mismo no-ocio.


Sin embargo, más allá de estas disquisiciones es necesario que reivindiquemos un tiempo para nosotros mismos, para nuestro descanso, para hacer lo que nos gusta, para sentirnos bien, para participar de la creación de otros o para ser nosotros mismos los creadores. Deberíamos recordar que "cultura" no es sólo lo que el hombre sabe, sino lo que el hombre hace. Toda Cultura es una suma de símbolos, creencias, costumbres, actividades y rituales compartidos por una comunidad.


Es el periodo de tiempo discrecional empleado antes o después, de las actividades cotidianas obligatorias, aunque la distinción entre el ocio y las actividades cotidianas es un concepto flexible y subjetivo, pues a veces se realizan "trabajos" en forma placentera. Para que una experiencia pueda ser llamada ocio, tiene que tener tres características:


• Ser un estado de ánimo.
• Voluntario.
• y motivante.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos